Información de interés

Mascotas, víctimas de accidentes de tráfico

Las mascotas se han convertido en un miembro más de la familia. Tanto es así que más de un 40% de hogares españoles conviven con, al menos, una mascota, según datos difundidos por la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC). Convivimos con ellas, las queremos como un miembro más y nos preocupamos por su salud y seguridad. Por eso, con motivo del Día Mundial de los Accidentes de Tráfico (18 de noviembre), queremos resolver todas las dudas que pueden surgir cuando pensamos en la posibilidad de tener un accidente de tráfico en compañía de nuestra mascota: ¿quién se hace cargo? ¿cómo puedo evitarlo?

Las mascotas implicadas en accidentes de tráfico

Cada vez más, los animales comparten más actividades junto a su familia. Viajar en coche es una de ellas, por lo que hay más posibilidades que cuando se produce un accidente de tráfico, un peludo vaya dentro del coche y también sufra las consecuencias. Según la Dirección General de Tráfico, los perros están implicados en unos 3700 accidentes de coches cada año.

Por un lado, hablamos de accidentes causados por animales desorientados que transitaban por la calzada. En este caso, la época de más accidentes de este tipo es el invierno. Según un estudio de la compañía de seguros británica MoreThan, la cifra se incrementa un 60% más que en la época veraniega. La lluvia, la nieve o la niebla empeoran la visibilidad del conductor, que no tiene tiempo de actuación.

Por la otra, mascotas que viajan junto a su familia y que sufren las consecuencias de un accidente. En este caso, la época estival es la que mayor número de accidentes concentra. Es en esos meses cuando se incrementan más los desplazamientos y cuando la familia decide viajar junto a su peludo.

Pese al elevado número de accidentes en el que se ven implicadas las mascotas, en España, todavía no existe ningún protocolo para su rescate en el caso que su dueño deba ser trasladado al hospital. Sin embargo, cada vez son más personas las que consideran que los animales deben formar parte de la seguridad vial. Comparten con nosotros gran parte de nuestras actividades como pasear o ir en coche. Por eso defienden que es imprescindible que exista un protocolo de actuación. Pese a que todavía no existe ninguno, sí que se recomienda llamar a la policía o a la protectora más cercana. De esta manera, el animal no quedará desamparado en caso que el dueño tenga que ser trasladado al hospital.

En el caso que la mascota resulte herida se deberá llamar al veterinario de urgencia 24 horas más cercano para que pueda atenderlo. Se recomienda no mover al animal, puesto que podría sufrir alguna contusión interna que, al moverlo, podría tener consecuencias fatales.

Protege a tu mascota

Una de las claves para que las mascotas estén más seguras es cumplir con ciertas normas de seguridad cuando viajamos con ellas en coche. Además, debemos cumplir la normativa que establece el artículo 18 del Reglamento General de Cirulación. Te damos algunos consejos:

  • Siempre sujeta. Siempre debe ir en un transportín o con una correa especial anclada al cinturón. En el caso de sufrir un accidente, si el animal no está sujeto correctamente, puede sufrir graves lesiones.
  • Siempre con arnés. Hay que tener en cuenta que, si se produce un accidente, la mascota sufrirá un tirón en el caso de estar sujeta con una correa. Por eso, es imprescindible que, en vez de llevar collar, con el que se podría acabar ahogando, esté sujeta por un arnés.
  • En transportín. En el caso de ser de tamaño pequeño, se puede colocar entre los asientos delanteros y traseros. Si es un transprotín grande, deberá colocarse en el maletero. Te recomendamos que leas “Mascotas y transportines, ¿una relación imposible?”. Encontrarás algunos consejos para que los peludos se familiaricen con el transportín.
  • Rejilla divisoria. Para mayor seguridad, es aconsejable poner una rejilla que divida la parte delantera del vehículo, de la trasera. De esta manera, se evita que, en caso de accidente, el transportín salga disparado hacia la parte de los asientos.

Además de estas recomendaciones, es conveniente tener en cuenta otros consejos para viajar con mascota, como acostumbrarles a viajar en coche. En “Viajar con mascotas: consejos para que todo vaya sobre patas” y “Viajar con mascotas: consejos para que todo vaya sobre patas II” encontrarás algunos.

En el caso que salgamos a pasear a la mascota y la dejemos libre sin correa, es fundamental que utilicemos material reflectante. Este tipo de material ayudará a que sean más visibles para los conductores que circulan por la carretera. De esta manera, será menos probable que sufran algún accidente.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *