Información de interés

Todo lo que necesitas saber sobre el arenero de tu gato

La bandeja higiénica de los gatos suele ser un elemento que llena de dudas a todos aquellos que gozan de la compañía de un minino. Para estos animales, su higiene y la de su alrededor es muy importante. Por eso, estar informado sobre todo lo que tiene que ver con el arenero es primordial. ¿Cuál es el mejor sitio para colocarlo? ¿Cuánto tiene que medir? ¿Qué arena se ajusta mejor a las necesidades de mi mascota? ¿Cada cuánto tengo que limpiarlo?

El tamaño

El tamaño más adecuado para el arenero del minio es aquel que le permita darse la vuelta cuando esté dentro de él. En ocasiones, un mismo gato puede tener varios a lo largo de su vida que hayan ido ajustándose conforme ha ido creciendo. Sin embargo, puede resultar contraproducente que sea demasiado grande, ya que les puede provocar inseguridad.

¿Abierto o cerrado?

Esta respuesta tendrá mucho que ver con los gustos del felino. Hay quienes se decantan por las bandejas, ya que estas permiten ver qué ocurre alrededor cuando están en una actitud indefensa como es la de hacer sus necesidades. Otros, en cambio, prefieren los cubiertos. Estos últimos son mucho más higiénicos que las bandejas, ya que evitan que el pipí y la arena ensucien la zona de alrededor.

Cuántos areneros

La norma dice que debe haber un arenero más que gatos haya en casa. Por ejemplo, en el caso de tener un gato, se debería de tener dos areneros. ¿Por qué? Teniendo un arenero más se le ofrece más opciones al minino. Además, en el caso de despiste y no haberlo limpiado, siempre tendrán otro que sí estará limpio.

El mejor lugar

El mejor lugar para poner el arenero es la zona más tranquila de casa. Si se coloca en un lugar de paso, el gato no hará sus necesidades de forma cómoda y estará pendiente de todo lo que le rodea. Una habitación poco transitada puede ser una buena opción. Tampoco se recomienda ponerlo cerca de su comida o lugar de descanso. En el caso de tener más de un arenero, es mejor que estén separados.

La arena

Igual que sucede con el tipo de bandeja higiénica a escoger, los gatos serán quienes acaben dándonos la respuesta de qué arena prefieren. Para poder averiguarlo, intenta cambiar el tipo de arena para determinar la que prefiere. Podrás elegir entre ecológica (protege bien del olor, es muy absorbente y biodegradable), aglomerante (evita el mal olor gracias a que separa los excrementos) y perlas sílice (separa los excrementos, es muy absorbente y evita el mal olor).

¿Cada cuánto tiempo se debe limpiar?

La bandeja higiénica debe ser un lugar agradable al que el minino quiera volver. Por eso, es recomendable limpiarla todos los días. Si no es así, es posible que busque otras alternativas para hacer sus necesidades. Cuando se limpie el arenero, hay que tener en cuenta qué tipo de productos se utilizan. Los gatos son animales muy sensibles a los olores, por eso es recomendable utilizar productos que no desprendan casi olor y evitar los fuertes como puede ser la lejía.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *